Portada » Calidad

Calidad

Quality Manager. Biblioteca de recursos + Terminología/ 1 puesto. Evaluación de traductores freelance + Vendor Management/ 1 puesto + Sistema de gestión de dudas.

Compartir: Facebook | Twitter | LinkedIn

Normas de calidad

ISO 9001:2015 + EN ISO 17100:2015.
ISO 18587:2017 (posedición de traducciones
automáticas) en proceso de certificación.

Cómo aseguramos la calidad

Los criterios de calidad de la Comisión Europea son los criterios generales que aplicamos en Cillero & de Motta para asegurar la calidad. Este proceso de calidad en grandes proyectos pasa por las siguientes fases: recepción de ficheros; consulta de la documentación recomendada; consulta de documentación de apoyo; asignación a un traductor especializado; revisión in-house; control de calidad final: presencia de contenidos, corrección de estilo, coherencia terminológica, formato. El project manager abre una vía de comunicación permanente con el cliente que nos permite introducir modificaciones y mejoras de manera rápida y eficaz así como prever posibles fallos. La excelencia final se logra haciendo que los traductores en plantilla adquieran registros de experto, efectuando un control de calidad minucioso, en el que nuestros project managers monitorizan la calidad del resultado final para detectar errores y los documentan para evitar repetirlos.

Libro blanco de la calidad

Los criterios de calidad de la Comisión Europea (servicio de traducción externa) son los criterios
generales que aplicamos en Cillero & de Motta para asegurar la calidad. Cillero & de Motta se
compromete a entregar los trabajos de modo que el cliente no se vea obligado a realizar ningún
tipo de corrección ulterior. Esto quiere decir que se efectúa siempre un control de calidad final
antes de la entrega de documentos, con la finalidad de que no sea necesaria una segunda revisión y de que el documento pueda ser utilizado tal y como es entregado. Este control de calidad
final se ciñe al cumplimiento de lo especificado en las órdenes de compra y comprende una revisión
final del documento que se centra en la presencia de contenidos, la fidelidad de la versión
y la coherencia terminológica. El cumplimiento estricto de los plazos de entrega es obligatorio.

Conceptos y metodología

Traducir, que etimológicamente significa hacer pasar algo de un lugar a otro, es el arte de la representación del significado. En Cillero & de Motta una traducción no es buena por estar hecha directamente en formato html/rtf/sgml/xml. Para nosotros una traducción es buena cuando se trabaja con un glosario específico, cuando pasa por una revisión, cuando hay un control de calidad del texto final; es buena cuando se dispone de un fondo de archivo especializado, cuando se puede consultar una biblioteca. Una empresa de traducción es buena cuando se cuidan los detalles, es buena cuando entiende lo que el cliente quiere, cuando da soluciones; una traducción es buena cuando el texto final lo edita un especialista en su lengua materna, un especialista que ha demostrado ser buen escritor. Solo seleccionamos traductores profesionales con experiencia que trabajan con glosarios léxicos específicos y registros adecuados. Y traducir es hoy, además, el arte de saber aprovechar la tecnología, el arte de seleccionar titulaciones, el arte de entregar a tiempo, el arte de evaluar el trabajo de los demás y el arte de poder contar con un elenco de
traductores que estén entre los mejores del mercado.

Cómo seleccionamos
traductores autónomos

Cillero & de Motta solo encarga trabajos de traducción, edición y corrección de estilo a licenciados
universitarios. Todos los freelancers a los que asignamos trabajo traducen a su lengua materna
y tienen experiencia previa relevante en esa tipología. Es decir, no improvisamos y mantenemos un retén de reserva de traductores autónomos, por cuentas, que nos permite hacer frente a las oscilaciones de volumen y a las asignaciones urgentes. El mejor método para seleccionar a los mejores es tener capacidad de generar proyectos atractivos. El método que seguimos para seleccionar traductores autónomos se basa en nuestra experiencia con ellos, en la excelencia de su trabajo, en su capacidad para utilizar las herramientas necesarias, en su disposición y en la evaluación de sus trabajos anteriores. Evaluamos su trabajo por proyecto o por lotes de 50 000 palabras, en grandes cuentas. Una parte esencial de nuestro trabajo consiste en mantener viva nuestra base de datos de traductores autónomos, lo que nos permite sondear el nivel del mercado, contrastar calidades y generar relaciones positivas con los profesionales del sector.